• Vie. Feb 23rd, 2024

Hace unos meses os contaba aquí lo bien que funcionó en el momento de su lanzamiento la primera entrega de esta IP creada por Remedy Entertainment, padres de juegazos como Max Payne y Control. Ahora, cuando se cumple un mes exacto del lanzamiento de Alan Wake 2 y un servidor ya lo ha completado al 100% con todos los coleccionables y logros desbloqueados, vengo a explicar por qué este juego es uno de los firmes candidatos a ganar el juego del año o GOTY  y por qué supone una reinvención del género del terror en los videojuegos.

TODA HISTORIA NECESITA UNOS PERSONAJES

Uno de los puntos donde más brilla Alan Wake es en sus personajes. Para sorpresa de nadie que haya jugado alguno de las otras entregas de la compañía. Y esta no iba a ser una excepción, de hecho, es posiblemente uno de sus mejores trabajos.

Por un lado tenemos evidentemente a Alan Wake. Aunque en el juego tardamos un par de horas en verle, lo cierto es que nada de esto sería posible sin él. Y tras 13 años desaparecido en el lugar oscuro, es un personaje completamente diferente al que conocimos en 2010. Lo cual me parece un acierto sobresaliente. Alan lleva estos 13 años escribiendo sin descanso en un lugar maldito intentando detener a la presencia oscura, por lo que el personaje que nos encontramos en esta parte de la historia es completamente diferente. Una personalidad mucho más insegura, machacada, casi delirante. En esta entrega,  Alan abandona su soberbia y prepotencia por un papel mucho más inseguro, caótico, temeroso. Pues él también ha evolucionado y no precisamente para bien.

Por otro lado, el co-protagonista de la historia es Saga Anderson. Una detective del FBI que llega al pueblo de Bright Falls para investigar una serie de desapariciones, entre ellas, la de un compañero suyo. Calculadora, pensativa y madre de familia, Saga se ve envuelta en una historia que escapa de su control. Lo cierto es que aunque al principio era escéptico ante la presencia de Saga, ha acabado por ser uno de mis personajes favoritos, incluso al mismo nivel que Alan Wake.

Por último, volvemos a ver personajes que ya conocíamos como Rose, los hermanos Anderson, Patt Mayne pero personalmente echo en falta a uno de los mejores de la entrega anterior. No diré quien es por no arruinar la sorpresa, solamente añadiré…

El ojo llameante de Mordor

Alan Wake 2 va coûter plus cher sur console que sur PC | Pèse sur start

HUNDIRSE EN LA OSCURIDAD

No es un lago. Es un océano

Así terminaba en 2010 el primer Alan Wake. Con un final que dejaba más preguntas que respuestas y aunque luego tuvimos dos DLC que podían anticipar el regreso de nuestro escritor favorito, pasaron muchos años antes de que pudiésemos saber si Alan Wake iba a regresar. Sin embargo, ya las primeras pistas nos las dio el videojuego ambientado en el mismo universo llamado Control y se hizo ya oficial con su DLC AWE. Sin embargo, prometía que íbamos a ver una entrega muy diferente a su predecesora.

Alan Wake 2, abandona el thriller de acción de su primera parte para pasarse al survival horror. Una decisión más que acertada que en muchos ocasiones recuerda a los Resident Evil modernos, con su gestión del inventario, puntos de guardado muy específicos y unos enfrentamientos con menos enemigos pero mucho más exigentes, pues con solo dos enemigos debemos enfrentar un reto bastante decente y peliagudo, especialmente en la máxima dificultad en la que hemos jugado nosotros.

Es que lo cierto es que mucho le debemos a los remakes de Resident Evil para el buen resultado que ha dado este videojuego. Pues es innegable que en ciertos aspectos se siente influenciado por ellos. No obstante, es agradable de ver como aunque adquieren elementos de otras franquicias mantienen en primer plano las mecánicas más destacables del juego original pero desde otro punto de vista que dota al juego de una frescura y una evolución. Es el caso, por ejemplo, del uso de la linterna. Nuestra compañera más fiel en estas dos historias y que en este juego cobra un sentido todavía más poderoso. Pues en Alan Wake 2 ya no nos sirve con ir pegando tiros y destellos a diestro y siniestro. Ahora debemos pensar cada una de nuestras acciones.

Alan Wake 2': un videojuego de terror psicológico para celebrar el Día de los Difuntos

SENTIRSE ESCRITOR Y DETECTIVE

No seas la historia. Haz la historia. 

Y si hablamos de pensar lo que debemos hacer destacan dos elementos del juego que me parecen, mecánicamente, los dos mejores añadidos. Estoy hablando del lugar mental de Saga Anderson. Un lugar que visitaremos en más de una ocasión en donde tendremos a nuestra disposición muchas herramientas que nos ayudarán a dar forma a la historia, en especial el tablero de investigación. En donde podremos ir usando todas las pistas que hemos ido recopilando a lo largo del juego y que nosotros deberemos deducir su conexión. Quien se relaciona con quien. Qué elementos están conectados. Todo como lo haría un detective real, uniendo los hilos de la historia para poder desenmarañar la trama oculta detrás de todo.

De una forma similar funciona la sala de escritura de Alan. Un lugar para todos reconocido en la que tendremos que adentrarnos en la mente del escritor para ir dando forma a la narrativa de la historia. Donde usando los distintos elementos de la trama podremos «escribir» distintas escenas que cambian y evolucionan en función de qué elemento estemos utilizando. Algunos nos serán de ayuda para poder continuar nuestro camino, otros nos abrirán caminos secundarios para acceder a coleccionables u objetos. Pero no olvidemos que esto es una historia de terror,  si nos equivocamos a la hora de elegir, las consecuencias podrían ser letales.

Alan Wake 2 parece funcionar un poco mejor en Xbox Series X en comparación con PS5

UN PARAJE DIGNO DE HISTORIA DE TERROR

Este cambio entre Alan y Saga también se hace visible a la hora de jugar. Pues con Alan estaremos en el Lugar Oscuro y tendremos una ambientación mucho más espeluznante, similar de un thriller psicológico,  donde no nos sentiremos a salvo en ninguna parte y donde cualquier sombra puede liquidarte. En cambio, Saga se encuentra explorando Bright Falls y alrededores. Lo que nos da un toque mucho más survival horror, más realista, haciendo frente a los monstruos que tratar de entrar en nuestro mundo.

Y los monstruos llevan muchas mascaras

Esta diferencia entre uno y otro se ve claramente representados por la ambientación de los lugares en los que se encuentran. Con Alan y el Lugar Oscuro tendremos una ambientación mucho más surrealista, casi onírica. Donde los escenarios no responden ante las leyes de la realidad. En donde las paredes y los decorados cambian para hablarnos, para reírse de nosotros o para recordarnos como hemos acabado ahí. En cambio, Saga visita lugares mucho más reales, en donde podemos sentir solo con entrar en ellos que algo no anda bien. Desde bosques oscuros y casi de cuento hasta un pueblo aparentemente tranquilo pasando por un parque temático de café (sí, amo la idea de un parque inspirado en el café). Aunque eso no quita que tengamos lugares realmente terroríficos, como ese momento en las alcantarillas.

Todo ello llevado con un apartado gráfico que posiblemente sea el mejor resultado de la industria de los videojuegos actualmente. Una definición de rostros impecable, mezclando imagen digital con imágenes de acción real y unos efectos de luz tan bien logrados, que parecen reales. Si es cierto que la versión que hemos jugado nosotros ha sido la de PC con gráficos en Ultra, 60 FPS estables y con ray-tracing al máximo. Y podemos asegurar que el resultado es digno de enamorarse.

ALAN WAKE 2 - Musical Dance Scene (Herald of Darkness) [4K HDR 60FPS] - YouTube

MUÉSTRAME AL CAMPEÓN DE LA LUZ

I´ll show you the herald of darkness

Y el mejor punto donde terminar esta crítica no es otro que hablando de su maravillosa banda sonora. Para la compañía Remedy siempre ha sido muy importante el integrar la música de una forma orgánica en la narrativa de sus videojuegos. Ya lo demostró en el Alan Wake original con ese The Poet and the muse y en esta ocasión no se han quedado atrás. De hecho, es tan buena que llevo escuchándola todo el tiempo que me está tomando hacer este artículo.

Creo que hablo en nombre de muchos cuando digo que me quedé con la boca abierta cuando comienza el acto del musical. Un ejemplo más que magistral de como Remedy es capaz de hacer un juego del más alto nivel, un Triple A, sin perder su sello de autor. Y lo cierto es que toda la música que nos acompaña en el videojuego es realmente sublime. Desde ese Wide Awake, que suena al terminar el primer acto. La maravillosa canción del conserje Ahti que sirve para tranquilizarnos en los lugares seguros. El inigualable momento de Herald of Darkness (no exagero al decir que creoq ue se ha convertido en uno de mis momentos favoritos de los videojuegos). O ese impresionante Dark Ocean Summoning, justo antes de terminar el juego con un combate espectacular.

En definitiva, Alan Wake 2 es un juego prácticamente redondo que esta encantando tanto a crítica como a público. Prueba de ello son sus 7 nominaciones para los Game Awards, que incluye el de; mejor juego del año, mejor narrativa, mejor dirección, mejor dirección artística, mejor banda sonora y musica y mejor juego de acción. ¿Necesitas más motivos para probarlo?

Para saber más sobre videojuegos no te pierdas nuestra sección dedicada

YoSoyJarvis

Friki y a mucha honra. Me muevo por historias que contar. Cinéfilo, seriefilo, lector y escritor. Un anillo para gobernarlos a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *