• Mié. Abr 17th, 2024

‘Alas de Sangre’ y ‘Alas de Hierro’: así nace un fenómeno viral

Largas colas, especulación con las primeras ediciones, retrasos en los envíos e incluso agresiones físicas. Así es como el lanzamiento del segundo libro de la saga Empíreo ha estado en boca de todos. Después del éxito de Alas de Sangre, la locura se ha desatado con Alas de Hierro. Así que vamos a ver cómo ha sucedido esto, quién es su autora, qué pasa con este modelo de consumo y, por su puesto, hablar de las novelas.

Rebecca Yarros y su éxito internacional

Si eres un lector habitual de fantasía, es probable que conozcas algunos de los nombres más sonados actualmente en este género. Por eso podría parecer que Rebecca Yarros había dado el pelotazo con su primera novela. Pero nada más lejos de la realidad. Rebecca Yarros lleva escribiendo al menos 10 años con más de 15 novelas publicadas. Muchas de ellas han aparecido en las listas de los libros más vendidos en Estados Unidos. Sin embargo ninguna de ellas ha llegado a traducirse al castellano y así publicarla en otros países. Además, esta era la primera vez que se metía de lleno en el género de fantasía creando todo un universo propio desde cero.

Entonces, ¿por qué ahora?. Pues, al igual que muchos otros autores en estos últimos años, porque toda esta exposición internacional le llegó gracias a Tik Tok. Alas de Sangre se convirtió en un fenómeno de booktok de forma casi inmediata. No solo llegó a la lista de los más vendidos sino que permaneció en ella 18 semanas. La nueva novela de «romantasía» de la que todo el mundo hablaba, a la que le llovían elogios y críticas positivas. Y toda esta locura llegó a España enseguida.

Tik Tok y el modelo de consumo rápido

Si bien es cierto que yo siempre he defendido todo lo positivo que trae que los libros se hagan virales en Tik Tok, nunca está de más señalar las consecuencias negativas que también lleva consigo. Esto es importante destacarlo, Alas de Sangre no se hizo conocido en España porque se fuera a publicar como novedad. Sino que las redes se vieron inundadas por el nuevo fenómeno en Estados Unidos. Un marketing gratuito lleno de reseñas positivas y gente emocionada comparándola con otras grandes sagas fantásticas. Una novela que no sabíamos siquiera si se iba a traducir, pero que todos queríamos leer.

Seis meses después de su publicación en Estados Unidos, Alas de Sangre llegó a todas las librerías españolas. Y, no me malinterpretes, fue todo un éxito. Pero un éxito dentro de la normalidad. La primera edición venía con los bordes de las páginas pintados, y un mes más tarde aún quedaban en algunas tiendas físicas. Sin embargo, ese éxito dentro de la normalidad no tardó en transformarse en locura colectiva.

Las reseñas en Tik Tok empezaron a brotar de forma masiva, fan arts de los protagonistas y dragones, filtros y juegos sobre los personajes, y anuncios en apps de segunda mano vendiendo la primera edición especial por precios desorbitados. Esto, no solo no frena, sino que aumenta con el anuncio de la preventa de Alas de Hierro, meses antes de su publicación.

Especulación y tirones de pelo

Muchos de nosotros teníamos la fecha de lanzamiento de la segunda entrega de Empíreo bien marcada en el calendario. Y aunque la edición en inglés ya estaba en el mercado, y hacía que meterse en Tik Tok fuera un campo de minas de spoilers si no tenías cuidado, la traducción tardó un poco más en llegar. Pero un par de días antes las redes empezaron a caldearse.

Una chica comentaba que en una cadena de librerías le habían dicho que Alas de Hierro saldría un día después de lo previsto porque no les habían llegado los envíos con antelación. Otra, sin embargo, aseguraba que ya se lo había comprado en una pequeña librería que ya lo tenía a la venta. Y con la llegada del miércoles 21 de febrero se desató el caos. Algunas grandes superficies sacaron a la venta directamente la segunda edición, sin los bordes de las páginas pintados, y esto provocó una reacción hostil en todos aquellos que llevaban horas haciendo cola en la puerta para conseguir la edición especial. Sin embargo, al mismo tiempo que esto sucedía, las apps de venta de segunda mano se llenaban de anuncios vendiendo esta primera edición por 80, 100 y hasta 200 euros. Y algunos aseguraron que presenciaron tirones de pelo y agresiones verbales en las colas frente a las librerías.

Los envíos también se retrasaron, a pesar de que aseguraban que llegaban el día del lanzamiento. Y muchos de los que hicieron la reserva online meses antes, han recibido la segunda edición a pesar de que aseguraban la primera. Esto le ha costado a Alas de Hierro tener tan solo una puntuación de 2,6 estrellas en Amazon debido a los comentarios negativos al respecto. Además, los lectores también han denunciado muchos fallos de edición como páginas mal pegadas o rotas, y otros desperfectos.

¿Desastre o estrategia?

Este consumo rápido y masivo tiene como consecuencia que no se dedique tanto tiempo y mimo a procurar que las ediciones estén perfectamente revisadas y ensambladas. El gran punto negativo de esta viralidad en Tik Tok es que todo tiene que ser inmediato. Consumir los libros como si fueran coleccionables. Todos estos altercados alrededor del lanzamiento de Alas de Hierro, ¿han sido fruto de una mala organización por parte de la editorial, o una estrategia para que se hable aún más del libro? Y si así fuera, ¿acaso haría falta?. La histeria colectiva estaba en lo más alto, el hype por las nubes, los lectores estaban cual fandom de una boyband. Entonces no se entiende muy bien a qué ha venido este caos.

Está claro que sea la primera o la decimoséptima edición, el contenido es el mismo. Pero no se puede culpar a la gente por querer tener, si es posible, una edición más bonita de un libro que les gusta. Sobre todo si esto se usa como reclamo publicitario para que la gente reserve la novela con meses de antelación. Y aunque siempre va a ser mejor opción apoyar al comercio local e ir a las pequeñas librerías de barrio, para todos aquellos que viven en pueblos y no tienen esa posibilidad, son las grandes superficies y la venta online las que deben dar la talla, y no lo han hecho.

Este tipo de situaciones nos recuerdan que, al igual que las grandes productoras de cine, las editoriales son una empresa. Y como tal, no buscan tanto la satisfacción del cliente sino los números y las ventas. Porque para las grandes editoriales no somos lectores, somos clientes.

¿Vale la pena toda esta expectativa?

No voy a enrollarme con una respuesta elaborada: Sí, vale la pena.

Alas de Sangre (sin spoilers)

Alas de Sangre, como primer libro de una saga de fantasía es maravilloso. La primera parte de una saga que se va a dividir y alargar durante años es muy importante. La autora no solo tiene que escribir el comienzo de una historia que te enganche lo suficiente como para que quieras continuarla. También debe ser capaz de situar al lector en un mundo de fantasía, con su propia geografía, su propia lengua, poderes, animales mitológicos, funcionamiento de la sociedad y un largo etcétera. Todo esto sin agotar al lector con datos que no va a recordar y avanzar en la trama.

Y esto no solo se cumple a la perfección, sino que además consigue que más de 700 páginas se hagan cortas. La historia engancha, tanto por cómo está escrita como por los acontecimientos que van sucediendo. Mantiene un equilibrio perfecto entre dar a conocer el mundo en el que nos estamos sumergiendo, sin abarrotarlo de datos a lo loco. Y al mismo tiempo hay acción, sangre, desarrollo de los personajes, amor y sexo. Y aunque a muchos les pueda echar para atrás que uno de los focos principales sea la historia entre los protagonistas, no se excede en escenas íntimas más de lo que procede en una trama de este estilo.

Tampoco se ceba con los plot twist, sino que tiene los justos para generar tensión en los momentos adecuados. Me parece un muy buen comienzo para una serie de novelas, que incluso ha atrapado a lectores que habitualmente se decantan por otros géneros.

Alas de Hierro (sin spoilers)

Algunas de las críticas que he leído por encima con respecto a Alas de Hierro es que no engancha tanto como la anterior, o que es menos interesante. Bueno, pues como al final esto es una reseña subjetiva, en mi opinión, no es así en absoluto. En esta segunda parte suceden eventos clave en la historia. Y aunque algunos momentos, aunque pocos, puedan ser más calmados, no es una calma agradable. Es una calma tensa, de que se viene algo malo y no sabes por dónde te va a venir. Lo sé yo y lo sabe la protagonista. Es por esto que me parece un acierto que la historia la veamos desde el punto de vista de Violet. Porque ella no lo sabe todo sobre su propio mundo, al igual que nosotros como lectores. Y esa angustia de falta de respuestas, acompañada de guerra, sangre y muertes hace que toda la historia sea emocionante.

Y además, el final de Alas de Hierro me resulta mucho más interesante que el de Alas de Sangre. El punto de inflexión final deja abiertas muchísimas posibilidades para explorar la historia en los próximos libros de la saga.

Conclusión

A mi parecer, la saga Empíreo merece el éxito que está teniendo. Es una buena historia y está muy bien escrita. Y quiero confiar en que cuando llegue el próximo libro, no vuelvan a presenciarse este tipo de escenarios. La lectura debería entenderse como muchas cosas, como cultura, como aprendizaje, como entretenimiento, pero nunca como un consumo vacío y superfluo. Por esto te animo a que disfrutes de esta saga, que la saborees sin prisas, y si es posible y quieres el formato físico, que acudas a tu pequeña librería local cuando salga la tercera parte.

 

Para más sobre literatura visita nuestra sección dedicada.

Si no quieres perderte ninguna novedad, no te olvides de seguirnos en Instagram.

Patri Bop

Editora de vídeo a ratos, friki todo el tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *