• Mié. Dic 7th, 2022

Team Up! MEDIA

Tu sitio de novedades sobre cómics, cine, series y muchas cosas más

¡García! Episodio 5

Durante las próximas semanas analizaré y comentaré cada episodio de ¡García! con todo lujo de detalles y de spoilers. Así que si todavía no has visto nada te invito a que leas mi crítica de los dos primeros episodios (sin spoilers) aquí. Dicho esto vamos con el capítulo 5.

SIN SPOILERS

Venía de un tremendo bajón tras el episodio 4, las cosas como son. Pero el capítulo cinco ha sido un goce para todos los sentidos. Acción, comedia, momentos emotivos, se revelan secretos, tiene una de las mejores escenas de acción de la serie, por no decir la mejor. Y cierra con un cliffhanger por el cual, creedme, está siendo muy duro esperar al viernes para ver el episodio final. Entremos en detalle porque hay mucho de lo que hablar. 

.

.

.

.

.

.

¿NO ES LO QUE PARECE?

Si. Ortiz traicionó a su compañero y eso nos sigue doliendo. El plan de Neffenberg era usar al propio García como arma, el arma más poderosa jamás vista y venderla a los rusos. Después de ponerle a salvo en la cápsula la sección 9 hace su entrada y detienen al Doctor. Uno de los prólogos con el montaje más dinámico y más atrevido de todos los que hemos visto y que además nos deja como pequeño easter egg, una versión joven de Barea. 

VUELVE EL ESTILO CLÁSICO

Lo que más me gusta de esta serie es cuando Eugenio Mira usa su ajuar como director y hace un trasvases de sus influencias del cine noir, del cine de espías en su propia obra. Desde la secuencia del coche de Gabriel, con esa melodía de piano que pasa de la radio al bar y su conversación con el ex presidente Francisco, magistralmente interpretado por Luis Iglesia. Una conversación en la que finalmente se clarifica el plan de Ortiz: volver a llevar a la sección nueve a la primera línea de España.

MÁS QUE UN DIEZ

El capítulo cinco es digno de matrícula de honor, eso es un hecho. Por su estética, por su ejercicio de estilo, por su montaje, la música y por las interpretaciones. No puedo evitar hablar de la secuencia de la conversación entre Ortiz y García, el momento en el que rompe el cristal, es puro, puro cine, tan duro y tan arrollador. Hacía mucho que no veía algo así. Además es de los pocos momentos en los que vemos a García libre de su habitual hieratismo mostrandose totalmente roto. 

ANTONIA MÁS LEJOS QUE NUNCA

Ya nos quedó claro que Antonia dudaba mucho de la moralidad de su padre pero tras recibir una bofetada y descubrir que el anillo que le regaló tenía un micro, perderá la confianza por completo. Este es el episodio emocionalmente más complejo, más trágico para el personaje de Antonia. Algo que defiende Veki Velilla como si llevara toda la vida con el personaje de Antonia puesto encima. Tendrá que enfrentarse a su propio padre, abandonarle y salvar a García. 

LA CARRETERA

El día que entrevisté al reparto de ¡García! todos hablaron de la misma secuencia como su favorita. Como la más complicada y la más increíble. La secuencia de la carretera, así la llamaban. Pues bien, aquí estamos, episodio cinco y la secuencia de la carretera. Un plan de rescate que nace gracias a la unión de personas que no tienen nada que ver las unas con las otras pero que se aliarán por ayudar a Antonia y a García. Para esta escena abandonamos la tragedia y el drama para volver a la comedia ligera que es también marca de la casa de ¡García! 

Un plan de rescate que nos deja con la escena de acción más potente de Antonia, su asalto al camión. Como curiosidad os contaré que fue ella misma la que se tiró, por lo que su grito de terror fue cien por cien real. Y esto no lo digo yo, lo dice Oriol Domènech, uno de los montadores de la serie en este hilo sobre el montaje del episodio cinco. Os recomiendo sus hilos, son muy interesantes. 

EL CLIFFHANGER 

Llegamos al final del episodio y la trama de los rusos y los políticos se resuelve por fin. Así a grandes rasgos es algo sobre propiedades inmobiliarias compradas en ayuntamientos ligados al partido. Catalina, la capitana, estaba al frente de todo y ella iba a vender a Manuel Osorio a los rusos. Porque como bien dice Barea «Antes de que caigan los de arriba siempre caen los de abajo.» 

García logra averiguar donde está Osorio y va en su búsqueda y rescate. Volvemos a ese tono de películas de acción y de espías que vimos en el episodio tres. Un tono que se vuelve a mezclar como si fueran dos colores en un bote de pintura con el drama de Antonia enviándole un mensaje de voz a su padre. Aún con todo lo ocurrido es su padre y ella, en el fondo, aún confía en la bondad de su padre, en el hombre que un día fue, García y Ortiz siempre alerta. La pregunta es ¿Nosotros también?

Parece que todo sale bien. Osorio ya está en manos de García pero de pronto aparece Winters en la casa de Ortiz buscando respuestas sobre la desaparición de su padre. Fuera llueve, llueve mucho y antes de que tengamos un poco de tregua vuelve a hacer Winters su entrada matando a sangre fría a Osorio. Hiere a Ricky en el hombro y cuando Antonia se pone en medio para salvar a su novio, García la protege y Winters lo mata. El episodio termina con el grito de Antonia que empieza fuera de cámara y termina con el fundido a negro antes de los créditos. Simplemente desgarrador. García ya murió una vez pero la cápsula ya no existe. Entonces me pregunto ¿Que podemos hacer? 

Lo sabremos en el episodio final. 

Para más sobre series no te pierdas nuestra sección dedicada

También te recomendamos nuestros vídeos de cine de nuestro canal de YouTube

Para más sobre García no te pierdas nuestra sección dedicada

Alberto Oliver

Musicólogo y periodista cultural Escritor. Autor de "pensamientos de bolsillo". Friki orgulloso y siempre fiel a Iron Man, apodo que viste con orgullo aquí, en Team Up!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.