• Jue. Dic 1st, 2022

Team Up! MEDIA

Tu sitio de novedades sobre cómics, cine, series y muchas cosas más

Falcon y el Soldado de Invierno

A pesar de ser este el segundo episodio, por fin la serie se pone en marcha. Reencuentros, cabos sueltos, acción, y una lucha moral por el legado. Esto es lo que ha sucedido en Falcon y el Soldado de Invierno: Capítulo dos

John Walker

Una nueva era

El episodio comienza adentrándonos un poco en la vida del nuevo Capitán América, John Walker. El soldado se encuentra en el vestuario de su antiguo instituto, recordando su pasado como jugador de fútbol americano antes de salir a realizar una entrevista. Al principio habla con una mujer, su pareja. Walker dice que no está nervioso, pero luego confiesa a su inseguridad: «Ya he sido capitán, está claro, pero esto es diferente. Esto es… la gente, en todo el mundo, está esperando algo de mí. Y no quiero fallarles».

Posteriormente habla con Lemar Hoskins, quien será su mano derecha durante sus misiones. A lo largo del episodio se presenta como Battlestar, el compañero de US Agent en los cómics cuando este asumió el título de Capitán América, y cuya primera aparición fue en Captain America #323 en 1986. La aparición de Battlestar, al igual que la de Joaquín Torres en el primer episodio de Falcon y el Soldado de Invierno, ha sido un secreto hasta ahora.

Advertencia

Hoskins parece ser la persona que conoce a Walker mejor que nadie, pues este se sincera con él al completo sobre el estrés que sufre debido a las entrevistas, las reuniones con senadores, y las cámaras. Hoskins le dice que este es el trabajo y que debe asumirlo: «Escucha. Este traje viene con expectativas, hermano. Ya no puedes resolver tus problemas a puñetazos». Esta frase es más importante de lo que parece, porque en los cómics originales, John Walker tiene tendencias muy violentas, las cuales le obligan a dejar de lado ser Capitán América y convertirse posteriormente en US Agent.

Reencuentro

El retorno de Falcon y el Soldado de Invierno

Bucky se encuentra en su casa viendo la entrevista a John Walker, donde menciona a Tony Stark, Bruce Banner y al propio Steve Rogers, con el que se compara en carácter y en agallas: «No llegué a conocerle, pero es como un hermano». Esto último no parece gustarle mucho pues se le ve enfadado. Decide ir a buscar a Sam para echarle en cara que es culpa suya la aparición del nuevo Capitán América por haber rechazado el legado del escudo, pero antes de que eso suceda, vemos como Sam tampoco está satisfecho con la presencia de Walker, pues allá donde va hay un póster con el lema «el Capi ha vuelto».

Sam se encuentra con Joaquín preparándose para una misión en Munich en una base militar, cuando aparece Bucky y comienzan a discutir. Sam le jura a Bucky que no sabía que iba a suceder lo de John Walker, pero ahora no quiere pensar en ello pues quiere frenar a los Sin Banderas. Al parecer, la banda terrorista posee contactos en Europa Central y Oriental, pues mucha gente sigue sus ideales (que todo vuelva a ser como en los años posteriores al chasquido de Thanos) y les ayuda a esconderse. Sam advierte a Bucky que hay algo extraño con los miembros del grupo, pues poseen una fuerza física anormal.

Durante la discusión aparece la dinámica humorística que tanto estábamos esperando en Falcon y el Soldado de Invierno. Surge el debate sobre la diferencia entre magos y hechiceros. Bucky le pregunta: «¿Ahora luchas contra Gandalf?». Sam se sorprende por el conocimiento de Bucky sobre el mítico personaje de las sagas de El Hobbit El Señor de los Anillos, pero, como bien sabemos, las mejores películas se encuentran primero entre las páginas de un libro: «Leí El Hobbit en 1937, cuando lo publicaron». Cuando Sam se despide de Bucky, este decide acompañar al equipo hasta Munich.

Comienza la acción

Sam y Bucky se adentran en la base de Munich donde se encuentran los Sin Banderas. A pesar de tener una química aplastante (y esperada), les falta resolver el pequeño gran problema de aprender a trabajar juntos. Antes de llegar a la base, mientras Sam surca los cielos, Bucky se tira de un avión sin paracaídas ayudándose de su brazo de vibranium, y cae de una forma absurda al suelo. Sam se ríe y le comenta que Ala Roja lo ha captado todo en la cámara. También se menciona brevemente la estancia de Bucky en Wakanda, donde Sam le llama de forma irónica «Pantera Blanca», pero Bucky le corrige diciendo que es  «Lobo Blanco», siendo este un guiño a la escena post-créditos de Black Panther (2018), donde los niños de Wakanda comenzaron a llamar al soldado de invierno con ese sobrenombre.

Falcon y el Soldado de Invierno

Tras analizar la base, ven que el grupo de los Sin Banderas se compone de siete personas y un rehén. Estos se marchan en dos camiones pero Falcon y el Soldado de Invierno les siguen. Cuando Bucky se adentra en uno de los vehículos, se revela que el supuesto rehén, Karli, es una Sin Bandera, y que tanto ella como el resto de la banda supuestamente poseen las habilidades otorgadas por el serum que inyectaron tanto al Soldado de Invierno como a Steve Rogers.

Toma de contacto

Sam y Bucky se encontraban en un aprieto, cuando aparecen Capitán América y Battlestar. Durante la pelea con los Sin Banderas, vemos a John Walker usar una pistola. Esto parece sorprender a Bucky, pero su cara de rabia aumenta aún más cuando pos instinto colabora con John Walker utilizando el escudo en un momento de la lucha con los Sin Banderas, que, a pesar del esfuerzo de nuestros héroes, ganan y consiguen huir con el cargamento (que por cierto, son medicinas). Walker invita a Falcon y el Soldado de invierno a subirse a su coche y acompañarles al aeropuerto. A ellos no les gusta mucho la idea, pero aceptan. Pero, en cuanto John Walker trata de empatizar con ellos y convencerles de trabajar en equipo, deciden volver a casa por su propio pie.

John Walker

Sin Banderas

Por primera vez obtenemos una escena sobre la vida de los Sin Banderas. Un hombre alemán les ofrece refugio y comida en su casa, y durante la estancia comienzan a hablar de sus ideales. Karli, reconocida como líder de la banda, recibe un mensaje de un número privado, el cual la acusa de haberle robado algo y que, en cuanto la encuentre, la matará. Por otro lado, un chico trata de hackear una base de datos para ocultar sus identidades. Comienzan a hablar de cómo la gente apoya su causa, y de cómo el Gobierno se ha centrado más en la gente que ha vuelto tras el lapso que la gente que ha sufrido en los últimos cinco años. Cansados, pero fieles a la causa, comienzan a gritar su lema: «Un mundo. Un pueblo».

Sin Banderas

En este episodio vemos la otra cara de la moneda, la perspectiva del enemigo. Los Sin Banderas, al fin y al cabo, son humanos, han sufrido y están luchando contra lo que ellos creen que es injusto. En escenas posteriores, se encuentran en Bratislava, y uno de sus miembros se sacrifica para que su banda huya en un avión con el cargamento que han robado pues les persiguen unos miembros pertenecientes a la banda del Agente de Poder. Este personaje se trata de un delincuente profesional, y pertenece también a los cómics de Marvel. En ellos, su nombre real es Curtis Jackson, y apareció por primera vez bajo ese nombre en MM7. Posteriormente sería conocido como Agente de Poder en TH 35. Esto puede indicar que quizá Karli le haya robado algo al Agente de Poder y sea él quien le envíe los mensajes.

Conflicto racial

Isaiah

Tras averiguar que absolutamente todos los miembros de los Sin Banderas son super soldados, Sam le pide respuestas a Bucky sobre la procedencia del suero, pues oficialmente los únicos poseedores de esas habilidades son él y Steve Rogers. Bucky le confiesa que no es verdad, y decide presentarle a un hombre llamado Isaiah. Isaiah vive en un barrio humilde de Maryland, donde unos niños pequeños de raza afroamericana llaman a Sam «Black Falcon». En cuanto Isaiah les recibe, podemos observar que es un hombre mayor, cansado de la guerra, y Sam se percata de la tensión que hay entre él y el soldado de invierno.

Resulta que Isaiah es un super soldado como Bucky, y le dieron la misión de acabar con el Soldado de Invierno. Al parecer, casi lo consiguió, pues le arrancó la mitad de su brazo. Evidentemente, Isaiah mira a Bucky con cara de pocos amigos, a pesar de decirle que ha cambiado y que ya no es un asesino: «¿Crees que puedes despertarte un día y decidir lo que quieres ser? No funciona así. Bueno, quizá para los tíos como tú sí».

Bucky le confiesa que ha venido a verle porque hay más super soldados como ellos, pero ese comentario enoja aún más a Isaiah: «Tú y yo… ¡No voy a hablar de eso nunca más! ¿Sabes lo que hicieron conmigo por ser un héroe? Me metieron en la cárcel 30 años. Venían a hacerme pruebas… me sacaban sangre… ¡Se metían en mi celda! Ni tu gente hacía eso. ¡Largo! ¡Fuera de mi casa!»

Arresto

Tras el encuentro con Isaiah, Sam está enfadado por no saber la existencia de un super soldado afroamericano. Comienzan a discutir en el mismo barrio de Maryland, cuando aparecen un par de coches de policía. Los agentes no reconocen a Falcon y piensan que es un hombre cualquiera atacando a Bucky, dejando caer que, debido a su color de piel, se ponen del lado del Soldado de Invierno. Pero, en cuanto Bucky les dice a los agentes que se trata de Falcon, estos cambian su actitud completamente.

La sorpresa llega cuando acaban arrestando al Soldado de Invierno debido a que ha perdido una de sus sesiones de terapia obligatorias, y acaban en comisaría. En ella Sam conoce a la psicóloga de Bucky y le agradece que haya pagado la fianza de su colega, pero ella confiesa que no ha tenido nada que ver. Sam, confuso, se da la vuelta al escuchar una voz conocida, y podemos ver a John Walker haciéndose fotos con los agentes de la ley. Él ha pagado la fianza.

Falcon y el Soldado de Invierno

Antes de salir de la comisaría, Falcon y el Soldado de Invierno son obligados a tener terapia de pareja, donde se ve reflejado que, a pesar de la amistad, hay conflictos internos sin resolver, pero ninguno se atreve a admitirlo y hacen como si nada. Al salir, se encuentran con John Walker, el cual les ofrece de nuevo hacer equipo para frenar a los Sin Banderas, pero vuelven a negarse. Tras el segundo rechazo, vemos por primera vez en la serie la verdadera cara del nuevo Capitán América: «Os daré un consejo. Apartaos de mi camino».

Una solución amarga

Los enemigos de mis enemigos son mis amigos

Falcon y el Soldado de Invierno tienen más frentes abiertos de lo que ellos creen, pero deciden ir paso a paso. Bucky le da una idea a Sam. «Cuando Isaiah dijo ‘mi gente’… Hydra antes era mi gente». Sam entiende a la perfección la frase de Bucky, y en un principio se niega, pero sabe que no hay otra solución: «Vale, pues. Vayamos a ver a Zemo».

Baron Zemo

Capítulo dos: cómo remontar la jugada

Si el resumen pudiera hacerse expresando únicamente dos palabras serían las siguientes: Así sí. Falcon y el Soldado de Invierno: Capítulo dos ha sido el verdadero comienzo de la serie, ya que, no solo ha mostrado la esencia de lo que Marvel vendía en sus trailers, sino que además ha sorprendido con apariciones de personajes hasta ahora desconocidas en el universo cinematográfico de Marvel. Si el resto de la serie se mantiene al mismo nivel que este segundo episodio, hará justicia a los personajes de Sam Wilson y Bucky Barnes. Además, la espera de la presencia del Baron Zemo en la serie ha merecido la pena.

Para más sobre series no te pierdas nuestra sección dedicada

No te pierdas tampoco el resumen de Falcon y el Soldado de Invierno: Capítulo uno

Además te recomendamos nuestra guía de lectura para expandir tus conocimientos de la serie

Carmen de Terreros

Periodista amante del cine, las series y la radio. Con un café todo es mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.