• Dom. Abr 14th, 2024

Disney Speedstorm y sus problemas con los micropagos.

Los videojuegos free to play se han convertido en un atractivo producto para promocionar contenidos generando aún más contenido. Es el caso de Disney Speedstorm, un videojuego de carreras con los personajes de Disney al estilo Mario Kart. Tanto es así que el juego copia claramente muchas de las insignias del videojuego de Nintendo, incluyendo aquellas que llegaron tras su último lanzamiento: Mario Kart 8.

Disney Speedstorm incluye el clásico sistema de objetos que podemos usar durante las carreras para molestar a nuestros enemigos o defendernos de sus ataques. Cada personaje tiene un grupo de objetos que puede usar en las partidas. La única novedad es que dentro de estos objetos se puede encontrar la habilidad única del personaje. Lo malo es que solo la podremos usar en las carreras una vez hayamos subido unos cuantos niveles al mismo. Pararnos a detallar todas las habilidades nos llevaría horas, pero os lo podéis imaginar: objetos que lanzar a los enemigos para aturdirlos, escudos para defendernos, turbos de velocidad, etc…

Disney Parks just posted this on Twitter! Jasmine coming soon to Speedstorm  : r/DisneySpeedstormGame

La velocidad importa

Aparte de esto, Disney Speedstorm también incluye el sistema de derrapes y saltos que ya incluía el famoso juego de Nintendo. Al derrapar durante varios segundos, sí soltamos el derrape, ganamos un poco de velocidad. Al saltar, si presionamos el botón de hacer acrobacias, también ganaremos velocidad al caer a la pista. Eso sí, todo esto nos ayuda a rellenar nuestra barra de turbo, que podremos pulsar para ganar velocidad y aprovecharnos de los atajos de los mapas.

Y es que, sí algo interesante incluye Disney Speedstorm son las formas de aprovechar sus mecánicas para hacernos con la victoria. Todas las pistas del juego incluyen variaciones, algunas que podremos recorrer de forma normal y otras que nos realentizarán al menos que usemos el turbo. Estas últimas las podemos aprovechar como atajos sí disponemos de la habilidad. Recorrer circuitos con diseños que nos darán pistas de las películas de Disney a la vez que usamos a sus personajes y entorpecemos a nuestros enemigos puede ser la mayor baza de este juego para mantenernos un ratito enganchados a la pantalla.

El problema de los micropagos

Disney Speedstorm, sin embargo, tiene muchas cosas que pulir. A pesar de que respira un ambiente Disney, se ha intentado modernizar el diseño de los personajes haciéndolo encajar con un videojuego algo más adulto. Ya solo la banda sonora, con ciertas temáticas de Disney, pero incluyendo un apartado muy techno, nos da una pista de esto. La intención es acaparar al mayor número de jugadores posibles.

Además, desde el principio, el juego sólo nos deja jugar el modo campaña que ya nos introducirá un sistema de subida de nivel a base de “monedas” del juego. Más que monedas son objetos, objetos que necesitaremos para subir de nivel a nuestros personajes para que sean más rápidos, cojan más rebufo, tengan más turbo, etc… Lo malo es que se puede acelerar esta subida de nivel pagando y esto afecta al competitivo. Aquellos personajes con más nivel siempre tendrán más facilidad para ganar una partida en el modo multijugador competitivo que aquellos que no tienen tanto nivel.

El sistema de micropagos está en todas partes, de una forma abusiva. Incluye el clásico pase de batalla de todos los free to play, pero también podemos desbloquear personajes pagando. Algunos de los eventos del modo 1 jugador (que se desbloquean tras pasarnos la campaña principal) solo se pueden jugar con personajes específicos. Esto puede hacer que el jugador principiante se frustre y tenga 2 opciones: o no jugar el evento o pagar para desbloquear el personaje, jugar al evento, desbloquear sus recompensas y de esta manera, acelerar el sistema.

Disney Speedstorm Preview — Turbo-Charged Disney fun — GAMINGTREND

UNA INTERFAZ QUE NO HAY POR DONDE COGERLA

Creo sinceramente que Disney se ha equivocado gravemente con el diseño de los menús y el esquema del juego. Al final los que nos hemos criado jugando al Mario Kart con la Nintendo DS queríamos una interfaz simple: carreras para entrenar y una versión multijugador para quemar rueda con nuestros amigos. Las mejoras, los desafíos, la tienda, el desbloquear personajes…Las colecciones, editar los pilotos…No era necesario. 

DISNEY SPEEDSTORM: Conclusión

Por otro lado, las partidas se vuelven repetitivas. En nada que juegas un par de horas ya has visto todos los circuitos y has comprobado todas las interacciones del juego. El atractivo del juego se ve mermado por un sistema generado para ganar dinero a costa del jugador. Este componente pay to win es muy peligroso para los niños, que pueden acceder a este tipo de juegos de forma muy fácil.

Creo que Disney precisamente podría haber puesto mucho más cariño en un juego que de base, está bastante bien. Es muy divertido encontrarnos con los personajes de nuestra infancia, con circuitos enrevesados y muy interesantes que tendremos que jugar varias veces para aprender, con nuevas habilidades para hacer las carreras más interesantes. Sin embargo, introducir tantos factores de pago hacen que la experiencia sea más frustrante y más ajena al término diversión. En resumen, no recomiendo este juego.

También os recomendamos nuestro canal de Youtube y nuestra lista de reproducción sobre videojuegos

Para saber más sobre videojuegos no te pierdas nuestra sección dedicada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *