• Mar. May 28th, 2024

Analizando el universo After: la historia de Hessa de principio a fin

after

El pasado 15 de septiembre el universo After puso el broche de oro a la historia de amor entre Tessa y Hardin con el estreno de After. Aquí acaba todo. Protagonizada por Josephine Langford y Hero Finnes-Tiffin bajo la dirección de Castille Landon, tras cuatro años de idas y venidas, la saga cierra con un total del cinco películas que analizaremos a continuación. Puedes leer la crítica de la película AQUÍ.

De fenómeno Wattpad a la gran pantalla

Las películas de After están basadas en las novelas homónimas de Anna Todd. Esta escritora estadounidense comenzó a crear la historia de Hardin y Tessa en la plataforma Wattpad a raíz de un fanfic inspirado en el cantante Harry Styles, vocalista de la desaparecida banda One Direction. El romance de Hessa se hizo tan popular que, en el año 2013, la editorial Gallery books se interesó por él y le ofreció un contrato a Todd para publicar un total de cinco libros: After. Aquí empieza todo (2014), After. En mil pedazos (2015), After. Almas perdidas (2016), After. Amor infinito (2016) y After. Antes de ella (2017), siendo este último una precuela de la historia que conocemos.

After parte 2

La publicación de los libros resultó ser tan exitosa que, en el año 2018, se confirmó la adaptación cinematográfica de la saga bajo la producción de Diamond Films, llegando así la primera entrega a nuestros cines en abril de 2019. En un principio, la adaptación iba a contar solamente con cuatro películas, pero, finalmente, se decidió crear una quinta y última para cerrar la saga. Además de las películas que ya tenemos disponibles, queda pendiente el estreno de la precuela basada en la adolescencia de Hardin y de la secuela que narrará la historia de Emery y Auden, los hijos de la pareja. Como curiosidad, añadir que en esta secuela no está prevista la aparición recurrente de Hardin y Tessa.

Una trama bien hilada pero en bucle

After. Aquí empieza todo nos presentaba a Tessa Young, una inocente joven que comienza su primer año en la universidad. Acostumbrada a la estabilidad y al orden, la vida de Tessa da un giro de ciento ochenta grados cuando Hardin Scott, un joven con un pasado oscuro, se cruza en su camino. Teniendo un juego y una apuesta como punto de partida de su tóxica relación, el resto de películas se resumen en una espiral de desconfianza, adicciones, traumas familiares, fantasmas del pasado y reconciliaciones repletas de sexo.

Hardin y Tessa

Durante el transcurso de las cinco películas la trama está bien hilada. Cada una comienza en el mismo punto donde acaba la anterior e intenta resolver los cabos que quedaron sueltos. Por otra parte, el final de la primera película sí que provoca cierto desconcierto al finalizar con una escena que no es real, ya que al principio de la segunda se descubre que lo que pensábamos que era un final prematuramente feliz, tan solo es un sueño de Hardin un mes después de la primera ruptura.

Un ritmo descompensado en la mayoría de entregas

El ritmo es un tanto irregular en general. Considerando que la mayoría de las entregas tienen una duración aproximada de 105 minutos, la sucesión de acontecimientos importantes están descompensadas. La mayoría de estos pasan demasiado rápido concentrándose al principio y al final, dejando casi una hora de contenido plano en el que apenas ocurre algo interesante. Esta mala gestión de los tiempos junto a la larga duración de cada entrega, hace que las películas se vuelvan algo lentas y pesadas.

Hessa

El ejemplo de esta mala gestión de los tiempos lo podemos ver ya en la primera entrega. Tras la famosa fiesta en la que Hardin apuesta con sus amigos que conseguirá acostarse con Tessa, el resto de la película se concentra en el intento de seducción de Hardin, que inesperadamente acaba enamorándose, y en la lucha interna de la protagonista por intentar reprimir sus instintos. A pesar de que esta información es necesaria para que la trama se desenvuelva correctamente, le dedican demasiado metraje, dejando que el final, que es lo más interesante, tenga poco tiempo para resolverse.

Aunque es cierto que la mayoría de las películas sigue este ritmo irregular, en la última entrega mejora a pasos agigantados. Al ser la que más se diferencia del resto y al tener la responsabilidad de cerrar la saga, los acontecimientos importantes ocurren de una manera más equilibrada sin dejar tiempo al contenido de relleno que caracteriza a sus predecesoras.

Evolución de Tessa

La evolución de los protagonistas de la saga también se ve descompensada si comparamos a uno y a otro. En el caso de Tessa es más notable a medida que pasa cada entrega. La niña inocente y sumisa que vivía bajo la opresión de su madre y cedía cada dos por tres a los encantos de Hardin, va convirtiéndose poco a poco en una mujer capaz de tomar sus propias decisiones al margen de manipulaciones exteriores.

Tessa

La madurez de Tessa comienza a notarse en la segunda película con su introducción al mundo laboral y culmina en la última entrega, donde, a pesar del amor que siente por Hardin y los intentos de este por recuperarla, trata de rehacer su vida por separado sin ceder a la primera de cambio. Otro de los aspectos en los que se ve una gran evolución es en la relación con Carol, su madre. Tras vivir durante toda su vida bajo sus órdenes y ser víctima de su sobreprotección desde que su padre les abandonó, Tessa va revelándose poco a poco contra ella y lucha por su relación con Hardin aunque Carol no lo soporte.

 

Recorrido de Hardin

En cuanto a Hardin, no existe una evolución positiva hasta la última entrega de la saga. En el resto de películas, la evolución del personaje se ve atrapada en un círculo vicioso de violencia, alcohol y promesas incumplidas. Unas pesadillas que lo atormentan y una mochila en la que guarda un sinfín de traumas familiares son las responsables de este comportamiento al que no consigue poner fin, hasta que se da cuenta de que debe cambiar de verdad por la persona de la que está enamorado.

Los fantasmas de Hardin

La evolución de Hardin también se ve condicionada por su relación con Tessa. Aunque en un primer momento parezca que Tessa es la más débil de la relación, es Hardin quien se vuelve más dependiente de ella hasta el punto de rogarle repetidas veces que vuelva con él. Tessa es la única que consigue espantar a sus demonios y cuando no está con ella, es cuando vemos a un Hardin más problemático que vuelve a meterse en líos.

Por otro lado, la relación con su familia también afecta a su comportamiento y pega un gran salto evolutivo en la última entrega. La infancia de Hardin quedó marcada cuando unos hombres atacaron a su madre por culpa de una deuda de Ken, su supuesto padre. Este solo fue el inicio de una larga lista de dramas familiares que llegan a su punto más álgido cuando al final de la tercera entrega, Vance, gran amigo de la familia y exjefe de Hardin, le confiesa que él es su verdadero padre. A pesar de que en un principio esta confesión los distancia, es Vance quien finalmente le hace abrir los ojos para que luche realmente por lo que quiere, lo que hace que su relación se vuelva más estrecha.

Personajes cliché al principio de la saga

Durante el transcurso de las películas, han aparecido numerosos personajes secundarios que han ido ensalzando y dando sentido a las tramas, aunque algunos han sido mucho más interesantes que otros. En la primera entrega, los personajes que nos presentaron se limitaban a seguir el estereotipo de un grupo de universitarios donde cada uno tiene un rol definido. Un ejemplo claro es el de Noah, el «novio perfecto» de Tessa, o Molly, la abusona de la pandilla a la que le gusta el chico malo y carga contra Tessa por envidia.

Molly

Más allá de estar presentes en la fiesta donde todo comienza y en el final, donde Tessa descubre que su relación con Hardin ha sido fruto de una apuesta, tanto Molly como el resto del grupo no tienen gran relevancia en el resto de la saga excepto Landom, el mejor amigo y hermano postizo de Hardin que se acaba convirtiendo también en un pilar para Tessa. Otro personaje relevante que se nos presenta en la primera entrega es el de la madre de Tessa, indispensable para conocer el pasado de nuestra protagonista.

Personajes secundarios interesantes y con toque cómico

Sin duda, los personajes más interesantes y que están más presentes en el resto de la saga son los que aparecen en la segunda entrega. Con la llegada de Tessa a Vance Publishing, conocemos a Christian Vance, el verdadero padre de Hardin, y a su pareja Kimberly, la mano derecha de Tessa en su trabajo. Por otro lado, también nos presentaron a Trevor, un nuevo pretendiente de Tessa que protagoniza su primer triángulo amoroso, y pusimos cara a Trish, la madre de Hardin. La inclusión de estos personajes fue un acierto, ya que, además de ayudar a contar la historia principal, aportan un toque cómico que se agradece entre tanto drama.

Vance publishing

Haciendo una aparición estelar al final de la segunda película y siendo un personaje recurrente en la tercera, no puede pasar desapercibido Richard Young, el padre de Tessa, que aparece en su vida después de casi una década. Tampoco nos podemos olvidar de Robert, otro de los pretendientes de Tessa que se acaba convirtiendo en su mejor amigo. Por último, en la última entrega, Natalie, un viejo amor adolescente de Hardin al que le arruinó la vida, se convierte en uno de los personajes más interesantes de toda la saga, ya que nos ayuda a conocer más a fondo el oscuro pasado de Hardin y se transforma en su principal apoyo para enmendar los errores del pasado y reconducir su vida.

Conclusión

En definitiva, After es la típica historia de amor adolescente tóxica en la que el chico malo conoce y utiliza a la chica buena y acaban enamorándose sin haberlo previsto. Un cliché muy desgastado en el que el amor gana por encima de todo a pesar de las manipulaciones, los engaños y los obstáculos contra los que han tenido que lidiar. Partiendo de todo esto y dejando a un lado la mala gestión de los tiempos que ya se han mencionado, la historia principal está bien construida y los personajes más importantes tienen un trasfondo interesante.

Hessa en la bañera

Prestando atención a las cuestiones técnicas, tanto la fotografía como los planos están perfectamente cuidados y la banda sonora que acompaña está muy bien elegida. Lo que más puede llegar a perturbar es el numeroso reemplazo de actores, ya que los personajes de Landom, Kimberly, Carol y Vance han sido encarnados por diferentes intérpretes durante el transcurso de la saga, algo que ha provocado bastante confusión.

Las cuatro primeras entregas de After están disponibles en Amazon Prime Video y la última película sigue disponible en cines.

Para más sobre cine no te pierdas nuestra sección dedicada.

También te recomendamos nuestro canal en Youtube.

 

 

Estefania Barra

Actriz y periodista. Adicta al cine, a las series, a los libros y al café.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *