• Mié. Abr 17th, 2024

Todas las personas que fui: un viaje a nuestro mundo interior sin billete de vuelta

Los que me conocen saben que el género del cómic no es precisamente mi fuerte. Para eso tenemos en Team Up otros compañeros que son más versados en ese campo, reseñas que podrás leer aquí. Pero de vez en cuando me dejo seducir por historias de gran corazón obviando el código que utilicen. Y por eso me aventure a leer TODAS LAS PERSONAS QUE FUI de Alfonso Casas, dibujante que ha conquistado los corazones millennials que se ven representados en sus viñetas, ilustraciones que a diario reinan sus historias de Instagram.

SINOPSIS

Este es un libro para despedirse de las vidas que no vivirás, de las metas que ya no quieres alcanzar, de esas creencias que te limitaban y que ya no lo harán más. (Y quizá, de algunos monstruos). Pero también es un libro para encontrarse con la vida que eliges, con el camino que dibujas al andar, con todas las personas que fuiste y con aquella en la que te convertirás.

UN VIAJE A NUESTRO MUNDO INTERIOR

Hay pequeñas decisiones que tomamos a diario que, en retrospectiva, reconocemos no fueron del todo correctas. Y empezar a leer Todas las personas que fui un viernes por la noche cuando mentalmente no estábamos muy fuertes fue una de ellas. Estamos ante una historia de esas que dejan huella, que marcan. El autor nos invita a adentrarnos en un relato perfecto para aquellas personas que tienen overthinking, salud mental, ansiedad o síndrome del impostor como palabras frecuentes en su buscador de Google. El comienzo deja un poso muy grande en nuestro corazón vendado, sí, como el emoji del Whatsapp. Pero por fortuna hacia la mitad del libro comprobamos que el objetivo del mismo no es hundirnos más sino guiarnos en un camino en el que nuestra crisis nos dará la mano y nos enseñará el camino.

Además Alfonso Casas utiliza un recurso súper inteligente y creativo: la historia de Todas las personas que fui arranca en un código de blanco y negro, con fondos en los que reinan la oscuridad y las sombras para poco a poco ir introduciendo el color hasta llegar a la última página la cual es todo color.

«Durante mucho tiempo he intentado con todas mis fuerzas ser una persona diferente a la que soy. Quizá ha llegado el momento de intentar ser la mejor versión de mí mismo. Despedirme de las personas que nunca seré y abrazar con fuerza a la persona que soy.»

SIN BILLETE DE VUELTA

Todas las personas que fui no es un libro para lectores que buscan historias sencillas. De hecho es justo lo contrario, a lo largo de sus 200 páginas se citarán todo tipo de temas relacionados con la salud mental y más concretamente con los creadores, los emprendedores que buscan vivir de su talento. Como nuestro autor. Ansiedad, síndrome del impostor, el abandono, las expectativas, la depresión, la nostalgia…Las dudas, los recuerdos, las despedidas. El valorar las pequeñas cosas.

Todo para formar un cuento, un relato, una historia que no busca curar milagrosamente al lector sino guiarle en su camino hacia una mejor salud mental, todo con un tono basado más en el humor que en el drama. Porque lo último que necesita el lector es que le hundan aún más en la tristeza. Si tuviera que compararlo con algo, visualmente conocido, sería con la películas Inside Out y Soul (las cuales están conectadas). Por poner otra referencia, si eres fan de Ángel Martín, que por cierto saca nuevo libro dentro de poco, y de todo el universo que ha creado en torno a la salud mental Todas las personas que fui de Alfonso Casas es para ti.

TODAS LAS PERSONAS QUE FUI DE ALFONSO CASAS

Alfonso Casas vuelve con un viaje al centro de uno mismo. Porque para encontrarte hoy, hay que abrazar todas las personas que fuiste.

Sólo puedo decir gracias. Gracias Alfonso por crear esta historia (im)perfecta para las mentes que no dejan de pensar, para los corazones que no dejan de sentir. Para los que pensamos demasiado, para los que sentimos demasiado. Es un viaje sin billete de vuelta que se convertirá fácilmente en ese libro que dejas en tu mesita de noche para leer y releer todas las noches antes de dormir. Para sentir que no estas solo, que somos trapecistas, que la cuerda floja es larga, hay camino para rato, sopla el viento de cara como cantaba Supersubmarina pero sorpresa, no estamos solos y gracias a este libro podremos empezar a entender nuestros monstruos y convivir con ellos, aunque se queden al otro lado de rellano. PD: gracias por mostrarme el que puede que sea mi próximo tatuaje.

«Creo que nunca me sentí tan perdido como en el momento en el que me di la espalda a mí mismo.»

Podéis comprar el libro pinchando aquí

Para más sobre literatura no te pierdas nuestra sección dedicada.

No te pierdas en nuestro Instagram las últimas entrevistas y fotografías de los eventos que cubrimos.

Alberto Oliver

Musicólogo, periodista cultural y escritor. Friki orgulloso. Hablo de cine, series, música y salud mental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *