• Jue. Jun 8th, 2023

¿Valoramos más el dinero que la vida? Esta podría ser la pregunta que nos surge tras ver SISU. Película finlandesa del director y guionista Jalmari Helander. Cuenta en su reparto con Jorma Tommila, Aksel Hennie, Jack Doolan y Mimosa Willamo, y narra la historia de un buscador de oro que tiene que proteger su reciente hallazgo de las manos de los nazis.

Una historia por capítulos

Se nos va contando, por partes, la historia de este buscador de oro. El principio, si bien un poco lento, queda eclipsado por el resto de la película cuando esta se va tornando más y más agresiva. 

Esa lentitud inicial se ve potenciada por la ausencia de diálogo. Y es que el protagonista, un hombre solitario que está acompañado únicamente por dos animales, no habla. De hecho, solo dice una frase, que eres capaz de deducir cuando la película está llegando a su fin. 

Aunque esta ausencia de conversación puede parecer excesiva, ya que es una película que se centra mucho más en los sonidos de guerra y explosiones, sí que sirve para que nos centremos en mayor medida en los personajes.  

Violencia, más violencia y… un perro

Es un largometraje muy violento. Es algo a tener en cuenta antes de escoger esta película. Además, es esa violencia que no te esperas, de la que te asusta. Y muy desagradable. Hay escenas muy explícitas que te  hacen querer dejar de mirar. Porque sí, se hacen primeros planos de heridas de guerra que de verdad te retan a aguantar la mirada. 

Aunque para contrarrestar toda esta violencia, aparece un perro. Me atrevería a decir que es el único elemento en toda la película que desentona, por la naturaleza buena del mismo. Y su presencia nos recuerda todo el rato la humanidad que parece faltar en el filme.

Surrealista

Al más puro estilo de las películas americanas, donde se llevan a cabo hazañas que parecen sacadas de películas de ciencia ficción, va transcurriendo la historia. Y se podría decir que es uno de los elementos más destacables de la película. Porque si bien se plantea como bélica y de acción, llega un punto de surrealismo en el que se vuelve comedia. Y entonces, pese a todo lo que has visto, te tienes que reír. Porque es difícil ver lo que estás viendo sin hacerlo. Eso sí, pese al surrealismo que pueda haber sí que hay que reconocerle al hombre el ingenio para ir resolviendo las situaciones que se le ponen por delante. 

En definitiva, es una película que te acaba atrapando. La necesidad de saber qué pasará después te hace estar muy pendiente pese a toda la violencia, que repito, es mucha. Es una historia amena que deja espacio para esos momentos reivindicativos y de venganza que tanto gustan. 

Y, por supuesto, queda la pregunta inicial acerca del dinero. Porque todo gira en torno a él, pero cuando al otro lado de la balanza está en juego nuestra vida, quizás nos replanteemos qué es lo que importa de verdad. 

SISU, la película ganadora de la última edición del Festival de cine de Sitges, llegará exclusivamente a los cines el 28 de abril.

Para más sobre cine no te pierdas nuestra sección dedicada

También te recomendamos nuestro canal de Youtube.

Paula Carlos Rojo

Nacida en Madrid y graduada en Periodismo, siempre ha sido una gran apasionada de la literatura, el cine, la escritura y la música. Su sueño es vivir escribiendo sobre las cosas que le gustan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.