• Vie. Feb 23rd, 2024

Reseña “Las mujeres Weyward”: una historia acerca de las conexiones familiares 

Las mujeres Weyward es un libro escrito por Emilia Hart donde se nos cuenta la historia de tres mujeres de generaciones diferentes pertenecientes a la misma familia. 

En 1619 se nos presenta a Altha desde la cárcel, en la que está metida desde hace varios días al haberla acusado de asesinato con brujería. Poco a poco nos vamos adentrando en sus días allí, el juicio y su relación con las personas del pueblo en el que vive. 

Violet, por otro lado, vive en 1942. Toda su vida pasa ante ella entre las paredes de su casa familiar, en la que habita con su hermano y su padre, con el que no tiene una buena relación. Todo cambiará en su vida con una visita en la casa que le hará luchar por lo que de verdad quiere. 

Y en 2019 se nos habla de Kate, una mujer que se ve obligada a salir huyendo de su hogar y acaba viviendo en una antigua cabaña que ha heredado de su tía abuela, donde descubre cosas que hacía mucho tiempo había enterrado. 

La historia 

El libro se va desarrollando mediante los relatos de estas tres mujeres. Cada capítulo está centrado en una de ellas y así la lectura va resultando más amena porque viaja entre las tres épocas de una forma constante. 

Es interesante ir descubriendo la historia y la realidad que tuvo que vivir cada una prácticamente al mismo tiempo que ellas, ya que el libro funciona como un diario. A veces incluso el lector sabe más que los propios personajes, porque en el caso de Kate, va averiguando cosas de sus familiares cuando nosotros ya contamos con esa información desde su propio punto de vista. 

Hay también algunas tramas secundarias en las que me hubiera gustado que entraran más, porque no les daban un protagonismo tan grande. Aunque, en general, es un libro que explica bastante bien lo que quiere transmitir y deja cerradas todas las preguntas que van surgiendo a medida que te adentras en él. 

Las mujeres 

Sin duda este libro, Las mujeres de Weyward, se convierte en un manifiesto de la lucha de las mujeres contra todo aquello que se les pone por delante. Y a su vez, te invita a ti misma a luchar por lo que realmente quieres. 

En este sentido es un relato muy potente que consigue meterte en la piel de cada una de las mujeres que se describen en la historia, haciéndote ver las injusticias a las que son sometidas y a las cosas por las que tienen que pasar. 

El maltrato de los hombres hacia ellas es un tema que se repite prácticamente en cada uno de los relatos. Es interesante ver cómo cada una lucha y vence a su manera contra este aspecto y, sobre todo, cómo a pesar de los años que las separan se ayudan entre ellas. 

Y es que, y quizás esto sea lo mejor del libro, las mujeres Weyward se van ayudando de forma indirecta a través de su historia plasmada en cartas, escritos y objetos que pasan de generación en generación. 

Todo ello se hace con una cabaña familiar como telón de fondo, que sirve como refugio a cada una de ellas en un cierto momento de sus vidas. 

El poder de la naturaleza

Ya con la cubierta del libro sabes que la naturaleza va a jugar un papel muy importante en la historia. Y así es prácticamente desde la primera página, donde se describe la relación de las protagonistas con los animales o insectos que las rodean. 

El uso de estos tiene un papel muy relevante en todas las tramas, ya que se convierten en un elemento de venganza. Es algo común que tanto Kate como Violet y Altha utilizan en su beneficio una vez conocen la verdad sobre lo que radica en su interior. 

LAS MUJERES DE WEYWARD

Si bien la historia tiene fuerza y está bien planteada, en ocasiones el libro no logra enganchar del todo y el ritmo a veces es algo lento porque parece que la historia no llega a coger impulso y cae en la monotonía por la falta de acción. 

Esto es algo que se ve sobre todo durante la primera mitad del libro, ya que luego va tomando algo más de ritmo, aunque no llega a ser un arranque impactante. Lo más potente del libro son sus páginas finales. 

Es en este final donde se concentra la parte más interesante porque se entremezclan la mayor acción, las relaciones familiares y la ayuda entre generaciones que se hace patente. 

El libro termina con una cita de Adrienne Rich que dice que las conexiones entre mujeres son las más temidas, las más problemáticas y la fuerza más transformadora del planeta, y creo que logra resumir a la perfección lo que, en esencia, es este libro. 

Para más sobre literatura no te pierdas nuestra sección dedicada.

No te pierdas en nuestro Instagram las últimas entrevistas y fotografías de los eventos que cubrimos.

Para hacerte con Las mujeres de Weyward haz click aquí

Paula Carlos Rojo

Nacida en Madrid y graduada en Periodismo, siempre ha sido una gran apasionada de la literatura, el cine, la escritura y la música. Su sueño es vivir escribiendo sobre las cosas que le gustan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *