• Jue. Sep 28th, 2023

Regreso al pasado: un viaje por las películas de nuestra infancia

En la infancia, una época donde la imaginación es tu mayor superpoder, el cine puede convertirse en una auténtica transformación. Hay cientos de películas que marcaron nuestra infancia y apuesto que por tu mente ya se han cruzado varios títulos mientras leías este párrafo.

Para muchos niños y niñas que hayan pasado por las salas de cine estas semanas, puede que ‘Barbie’ (2023) se convierta en la película de su infancia. Aquellos que nacimos por los 2000, por el contrario, recordamos títulos como ‘Shrek 2’ (2004), ‘Kung Fu Panda’ (2008) o ‘Avatar’ (2009). Y los más veteranos estarán pensando en ‘E.T, el extraterrestre’ (1982), ‘Tiburón’ (1975) y, si me lo permiten, en una de esas películas clásicas del cine español que ahora echan los sábados por la tarde en Cine de Barrio.

Sea cual sea tu edad, te animo a montarte en este DeLorean y hacer un repaso transgeneracional por algunas de las películas que marcaron nuestra infancia.

Cinéfilos clásicos, los de toda la vida

Si has crecido viendo el programa de RTVE ‘Mis terrores favoritos’ es posible que, aparte de irte a dormir con unas cuantas pesadillas, hayas sobrepasado la mitad de un siglo (un eufemismo para referirme a aquellas personas que ya están pensando más en la jubilación que en otra cosa). Igualmente es para sentirse orgulloso. Es tu momento de ir a restregarle a tu hijo cinéfilo y millennial que viste el estreno de Star Wars el 7 de noviembre de 1977, cosa que él nunca podrá.

Seguro que de pequeño has visto películas como ‘La gata sobre el tejado de zinc’ (1958), ‘La ventana indiscreta’ (1954), ‘Sor Citröen’ (1967), ‘El verdugo’ (1963) o ‘La ciudad no es para mí’ (1966). Mientras tú ibas a la escuela en la década de 1970, al otro lado del charco estaba surgiendo el llamado ‘Nuevo Hollywood’, con cineastas como Martin Scorsese, Brian de Palma, Francis Ford Coppola, Steven Spielberg y George Lucas.

Fotograma de ‘La ciudad no es para mí‘ (1966) de Pedro Lazaga

Esta generación se ha criado con sagas que llegan hasta nuestros días. Sin ir más lejos, hace unas semanas se estrenó la última de Indiana Jones, que tiene la saga casi los mismos años que la democracia española (no es chiste, hagan las cuentas). Y con la mención de esta película, nos metemos de lleno en el cine de la década de 1980, que propició una infancia llena de aventuras y ciencia ficción.

Los ochenta, una infancia de aventuras

“Hola, me llamo Iñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir”. La princesa prometida de Rob Reiner (1987).

Ya no estás pensando en títulos de películas, sino en bandas sonoras, frases y escenas icónicas del cine. Tú no estás pensando en ‘Dirty Dancing’ (1987), sino en cómo Johnny coge a Baby en brazos mientras suena de fondo ‘The Time of my Life’. Antes de visualizar al marshmallow gigante que arrasa Nueva York, en tu mente ya está sonando la banda sonora de ‘Cazafantasmas’ (1984). Y antes de siquiera recordar una lucha de espadas láser, has pronunciado el traumático “No, yo soy tu padre” de ‘Star Wars V: el imperio contraataca’.

Fotograma de ‘Cazafantasmas‘ (1984) de Ivan Reitman

Es una de las épocas doradas del cine para los más pequeños, con títulos como ‘Karate Kid’ (1984), ‘Big’ (1988), ‘Gremlins’ (1984), ‘La historia interminable’ (1984), ‘Los Goonies’ (1985), ‘Regreso al futuro’ (1985) o ‘Poltergeist’ (1982). Y sí, no me he equivocado con esta última, ya que la Junta de Calificación estadounidense calificó esta película como PG, es decir, que si los padres lo consideraban apropiado, podían dejar que sus hijos de seis años vieran ‘Poltergeist’.

Un aspecto que caracterizó a todas estas películas es que la mayoría eran de aventuras o ciencia ficción. Si el pequeño de la casa jugaba a ser explorador, un espadachín, un alien o directamente deseaba apuntarse a clases de karate, es que no me sorprende. Es una década que despertó la imaginación de toda una generación.

El cine familiar de los noventa

Estoy segura de que en esta década se formaron los primeros ecologistas contra el cambio climático. ¿Cómo puedes ver ‘Liberad a Willy’ (1994) y no querer unirte a Greenpeace? En otro orden de cosas, tenemos la maravillosa ‘Los tres mosqueteros’ (1993), que se merecía una mención especial.

¿Sabéis que es lo más característico de esta época? Robin Williams hasta en la sopa. Y bien agradecida porque nos dejó algunas de las mejores películas infantiles y que todos recordamos, como ‘Hook’ (1991), Jumanji (1995), ‘El hombre bicentenario’ (1999), ‘Señora Doubtfire’ (1993) o ‘Flubber’ (1997).

Las películas de animación de esta época también ocuparon un lugar importante en la infancia de los menores. Saliéndonos del inmenso catálogo de Disney, encontramos ‘El gigante de hierro’ (1999), ‘La princesa Mononoke’ (1997), ‘Pesadilla antes de Navidad’ (1993), ‘Antz’ (1998) o ‘Stuart Little’ (1999).

Fotograma de ‘La princesa Mononoke‘ (1997) de Hayao Miyazaki

Y siguiendo esta tradición de películas de animación, llegamos a los 2000. Una década que nos ha dado mucho, pero también nos ha quitado. No olvido ni perdono la desaparición de los videoclubs.

La generación del DVD

Nos remontamos a principios de los 2000. Aquí no existía la televisión a la carta, ni las plataformas de streaming. En esta época, querido cinéfilo, comenzabas una película a las 22h en Antena 3 y la terminabas casi a las dos de la madrugada, después de haberte tragado un total de media hora de anuncios.

En el mejor de los casos, si contabas con un reproductor de DVD, tenías dos opciones: te pirateabas la película o ibas al videoclub.  De este modo, hemos visto títulos como ‘Monstruos contra alienígenas’ (2009), ‘Número 9’ (2009), ‘El espantatiburones’ (2004), ‘La casa de los sustos’ (2006) o ‘Planet 51’ (2009).

Esta es también la generación que se traumó viendo ‘Los mundos de Coraline’ (2009), convirtió en icono a la ardilla de ‘Ice Age’ (2002) y su película favorita continúa siendo ‘Lluvia de albóndigas’ (2009). No es capaz de decir en orden los elementos de la tabla periódica, pero se ha visto todas las películas de ‘Pokémon’ y puede nombrarlos todos de forma alfabética, por generación, según su tipo, del derecho y del revés, en hebreo.

Fotograma de ‘Lluvia de albóndigas‘ (2009) de Phil Lord y Chris Miller

Esta década también tiene otras películas aparte de las de animación que despiertan cierta nostalgia, como ‘Los viajes de Gulliver’ (2010), ‘Escuela de rock’ (2003), ‘Una serie de catastróficas desdichas’ (2004), ‘Spider-Man’ (2002), ‘Billy Elliot’ (2000) o la fantástica ‘La niñera mágica’ (2005).

REGRESO AL PASADO

Por el camino me he dejado sin nombrar un montón de películas que seguro marcaron la infancia de muchas personas, pero mencionarlas todas daría para escribir una saga más larga que la de ‘El señor de los anillos’. Por eso, ¿qué película has echado en falta y marcó tu infancia?

Para más sobre cine os recomendamos nuestra sección dedicada 

No te pierdas en nuestro Instagram las últimas entrevistas y fotografías de los eventos que cubrimos.

Nerea

Periodista a tiempo parcial, cinéfila a tiempo completo. Nacida en la tierra de los limones, Murcia, y a mucha honra. Es friki por vocación y escritora por elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.