• Mar. May 28th, 2024

Memory: Jessica Chastain y Peter Sarsgaard ensalzan una relación amorosa imposible pero entrañable.

MEMORY es la nueva película del director mexicano Michel Franco protagonizada por la ganadora del Oscar Jessica Chastain («Los ojos de Tammy Faye», «La noche más oscura», «Interstellar») y Peter Sarsgaard («El precio de la verdad», «An education», serie de TV «Dopesick»), llegará a los cines de nuestro país el próximo 21 de junio.

La película se presentó en la pasada edición del Festival de Venecia, donde ganó la Copa Volpi al Mejor Actor para Peter Sarsgaard. También participó en la sección Perlas del Festival de San Sebastián, en el Festival de Toronto, en el BFI London Film Festival, y esta semana en la presente edición del BCN Film Fest, entre otros. Junto a Jessica Chastain y Peter Sarsgaard, completan el reparto Brooke Timber, Merritt Wever, Elsie Fisher, Josh Charles y Jessica Harper. La película está escrita por el propio director.

SINOPSIS

Sylvia, trabajadora social. LLeva una vida sencilla y estructurada: su hija, su empleo y sus reuniones de Alcohólicos Anónimos. Sin embargo, su vida dará un vuelco cuando, tras una reunión de antiguos alumnos del instituto, Saul la sigue a casa. Este inesperado reencuentro tendrá profundos efectos en la vida de ambos y abrirá la puerta a su pasado.

AMORES DE PANTALLA

Cada vez que visualizamos este tipo de amores en la pantalla de cine, uno sale con una sensación esperanzadora, como si el amor lo pudiese todo y contra todos. Lamentablemente, en ciertas ocasiones no es así, y la vida nos devuelve a la realidad con un duro golpe. Pero ese no parece ser el mensaje del director mexicano Michel Franco, que nos trae Memory, una conmovedora, pero cruda película, protagonizada por Jessica Chastain y Peter Sarsgaard.

Además de estar nominada al León de Oro del Festival de Venecia, Peter Sarsgaard se llevó el premio Copa Volpi a mejor actor, acompañando a Cailee Spaeny como mejor actriz por Priscilla. Michael Franco ya empezó a destacar, allá por 2012, con Después de Lucía, con una gran ruta de nominaciones y premios, como una nominación a mejor película iberoamericana en los Premios Goya y el premio Un Certain Regard a mejor película en el Festival de Cannes.

Festivales: Crítica de “Memory”, película del mexicano Michel Franco con Jessica Chastain y Peter Sarsgaard (Competencia Oficial) - #Venecia2023 - Otros Cines

LA DETONACIÓN QUE TARDA EN LLEGAR

La trama comienza en una reunión de alcohólicos anónimos a la que acude nuestra protagonista, Sylvia (Jessica Chastain), una trabajadora social con un pasado rudo. Poco a poco, a través de su comportamiento, la conducta con su hija y con el resto de su familia,  observamos una persona que no solo ha sido castigada por el alcohol, sino que sufre otro tipo de abusos que se reflejan en su entorno, y en la forma de actuar. La detonación, que tarda en llegar, ocurre con Saul (Peter Sarsgaard), un hombre un tanto sospechoso que sigue a la protagonista a casa tras una fiesta de antiguos alumnos. Sylvia no tarda en descubrir que Saul no es un individuo común y corriente, sino una persona que sufre un trastorno de demencia.

VÍNCULOS

El vínculo, con sus más y sus menos al principio, se irá forjando, pero partirá con una relación entre cuidadora y paciente que Sylvia acabará aceptando. El entorno que rodea a ambos es clave para comprender que no sólo Saul es castigado por su memoria. Comparten, de cierta forma, una dependencia hacia sus hermanos, siendo prácticamente tutelados por estos.

Y es que Sylvia tiene a su hija prácticamente viviendo con su hermana, y Saul requiere de su hermano, quien no facilitará el amorío. La familia no queda en muy buen lugar. La madre de Sylvia (Jessica Harper) introduce una subtrama familiar que se resuelve de forma repentina, a pesar de haber sido construida y detallada a través de la relación con su nieta. El abuso sexual sufrido por Sylvia no es reconocido por su propia familia, incluyendo su propia hermana. Un melodrama con todas sus letras que desentierra heridas emocionales del pasado que no han cicatrizado.

UNA PELÍCULA LENTA Y DURA

Salvo en partes puntuales del metraje, el ritmo es languideciente; planos fijos que dejan pasar el tiempo para que, por ejemplo, Sylvia vaya al baño, y vuelva, mientras deja a Saul viendo una película en el salón, en vano, porque no tiene la capacidad de recordar lo que ocurre en ellas. Aunque hay un tempo pausado, creo que es adecuado, porque hace que el espectador observe detalles necesarios que solidifican y hacen al personaje. Como ver a Saul apuntar en el cuaderno datos sobre Sylvia que desea recordar para conquistarla, o ver a Sylvia desactivar la alarma cada vez que entra en su apartamento. Eso sí, no me hubiera importado saltarme alguna secuencia de alcohólicos anónimos que, sinceramente, ni suman ni contribuyen.

Reseña de 'Memory', del mexicano Michel Franco con Jessica Chastain y Peter Sarsgaard

VISUALMENTE INTERESANTE

Volviendo a la unidad visual escogida por Michel Franco, siempre tengo la misma discusión con compañeros cineastas sobre los planos fijos. Es verdad que a veces no hay que mover la cámara, no hace falta, puedes narrar todo desde la quietud, desde un punto meramente observacional, con un ritmo interno dependiendo de la historia y lo que te pida.

Pero, no obstante, mi sentido de la vista –del oído– requiere de un estímulo o una sensación potente, ya sea por el encuadre, la composición, el color, el sonido o el contenido de la escena en cuestión. En este film, ese estímulo venía únicamente de la actuación en la mayoría de planos. Como cinéfilo amante de La infancia de Iván, de Andréi Tarkovski, y de El Verdugo, de Luis García Berlanga, películas con cada plano mimado y milimetrado, siento que a veces somos benévolos con lo que analizamos. Repito, no quiero decir que haya que mover la cámara, sino buscar esa imagen visual –o sonora– impactante. A veces se abusa del minimalismo.

Memory: Jessica Chastain y Peter Sarsgaard ensalzan una relación amorosa imposible pero entrañable.

En síntesis, si algo va a hacer que la película destaque, será la actuación. Jessica Chastain y Peter Sarsgaard, en esos planos de larga duración, demuestran una capacidad enorme para contar de manera sutil emociones como el sufrimiento. El miedo a enfrentarse a esos traumas y problemas que frenan su relación. Sin duda Michel Franco les ha sacado mucho partido. Memory es una entrañable visión de un amor oscuro y luchador. Que hará cuestionar al espectador su visión del mismo, la moralidad de la situación dada entre una asistente social y su paciente.

No te pierdas en nuestro Instagram las últimas entrevistas y fotografías de los eventos que cubrimos.

Para más sobre cine os recomendamos nuestra sección dedicada 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *