• Mar. May 28th, 2024

La chica que sanaba: Un rayo de luz en la oscuridad

PorDiego Peláez

Abr 20, 2024 ,
La chica que sanaba_cartel

El próximo 19 de abril se estrena en cines La chica que sanaba la nueva película de la directora Fien Troch, y será distribuida en salas en España gracias a ADSO FILMS. El filme pasó por la Sección Oficial del Festival de Venecia y del Festival de Gijón. También participó en el Festival de Chicago, el Festival Oostende, el Festival de Les Arcs y Festival de Geneva.

Estrenada en el Festival de Venecia 2023 y pocos meses después en el Festival Internacional de Cine de Gijón, se trata del quinto largometraje de Troch. Una singular tragedia con tintes de drama adolescente y cine de género que cuestiona nuestra relación con los demás.

En ella, debuta la actriz Cathalina Geeraerts, que protagoniza la cinta. La acompañan en el reparto Greet Verstraete (Tench) y el también debutante Felix Heremans.

 

Fien Troch: Directora

Fien Troch_directora

Fien Troch (1978) es una directora de cine y guionista belga. Tras licenciarse en la Sint-Lukas de Bruselas en 2000, realizó su primer largometraje “Someone else’s happines”, un drama psicológico. La película fue seleccionada en el TIFF y en el Festival de cine de San Sebastián, ganando varios premios. La película también fue seleccionada como candidata al Oscar por Bélgica ese año.

Su segunda película “Unspoken”, protagonizada por Emmanuelle Devos y Bruno Todeschini, se desarrolló en la Cinéfondation de Cannes en 2007. Su tercera filme, “Kid” (2012), ganó el Premio Eurimages al Proyecto Más Prometedor en Rotterdam y el premio de los Estudiantes en el Festival Internacional de Cine de París. Por su parte, “Home” (2016) ganó el Premio Orizzonti a la Mejor Dirección en el Festival de Venecia. Formó parte del jurado de Orizzonti al año siguiente.

 

La chica que sanaba: Sinopsis

La chica que sanaba

Holly, una joven de 15 años, decide no ir al colegio el mismo día que se produce un incendio en y varios alumnos fallecen. La profesora Anna invita a Holly a un grupo de voluntariado, mientras la comunidad decide unirse para sobrellevar la tragedia. Holly parece tener un don con el que, por medio del contacto físico, puede hacer sentirse bien a los demás. Por ello, va a suponer de gran apoyo para aquellos que han sufrido por la pérdida. Sin embargo, pronto se va a sentir sobrecogida por las exigencias de una sociedad que cada vez le demanda más.

 

Un foco de esperanza en medio de la tempestad

Holly (su nombre ya nos dice mucho), va convirtiéndose poco a poco en un punto de apoyo en una comunidad marcada por la tragedia. ¿Qué tiene Holly que hace que todo el mundo se sienta mejor? ¿Cómo sabía que aquél día no debía estar en el colegio?

Cocinada a fuego lento, se trata de una película que profundiza en la intimidad del individuo, mostrando cómo cada persona lleva el duelo a su manera. Esto se lleva a cabo por medio de escenas largas y planos cortos, en primera persona o en detalle, que acercan al espectador la pesada carga que llevan los personajes. Son cruciales los momentos de contacto entre los personajes: un abrazo, un roce o el juntar de las manos hace que Holly traspase una serenidad que hace que los afectados se sientan reconfortados.

A partir de la segunda mitad de la cinta, las personas a las que ayuda comienzan a pagarla. Holly no sabe cómo reaccionar, pero acepta los donativos. Es aquí cuando entra una variante más en la ecuación: el materialismo. Pronto comenzará a pensar si es lícito lo que hace y empezará a plantearse la ética de sus acciones.

Holly Still_Angela Otten_la chica que sanaba

La chica que sanaba: Conclusión

A veces la vida nos pone en situaciones que nos llevan al límite. Nadie nos enseña a lidiar con nuestros sentimientos, por eso cuando vivimos experiencias traumáticas nos vemos en una situación complicada, y a veces, no sabemos cómo gestionar nuestros sentimientos. Holly se muestra aquí como ese apoyo emocional, la persona a la que le puedes contar todo y desahogarte, porque se le da bien escuchar.

Pero a la vez, para ella comienza a ser una carga que tampoco sabe cómo gestionar. Trata de aceptar que quizá tenga algo especial que le haga diferente a los demás. Pero lo que para el resto puede que sea un don, o un regalo, para ella se convierte en una pesadilla de la que no sabe cómo despertar. De carácter introvertido, la protagonista se siente presionada y en ocasiones obligada a ayudar, dejando de lado su propia voluntad.

La chica que sanaba es el tipo de películas que te hacen plantearte la fe, la ética y el sentido de una serie de situaciones que, en mayor o menor medida, hemos vivido o nos han tocado cerca. Dramática e introspectiva, se convierte en una película imprescindible para los que les gusta que el cine les haga reflexionar sobre cuestiones filosóficas que están a flor de piel. Nunca está de más replantearse si lo que hacemos en nuestro día a día es positivo. Eso es precisamente lo que intenta este filme, buscar si podemos hacer algo más por las personas que se encuentran en una situación peor que la nuestra. Así como plantearnos si es lícito creer que existen personas con algún tipo de don o si simplemente se trata de empatía.

Diego Peláez

Musicólogo. Artista pictórico a ratos, lector empedernido, cinéfilo y seriéfilo. Maniático del orden y la ortografía. La música clásica es mi crush.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *