• Mar. May 28th, 2024

‘Al final mueren los dos’: ¿qué pasaría si hoy fuera tu último día con vida?

La premisa de Al final mueren los dos es bastante atractiva: un mundo en el que existe una organización que avisa a las personas de su muerte. ¿Qué harías si recibieras una llamada a las doce de la noche con la revelación de que ese mismo día vas a morir? Además, con ese título dan ganas de descubrir si realmente mueren los protagonistas… o no.

Es posible que la novela no te suene o no conozcas al escritor (Adam Silvera), pero la realidad es que se ha convertido en todo un fenómeno literario. Tanto que Netflix está trabajando en una adaptación donde los productores son nada más y nada menos que el creador de Los Bridgerton, Chris Van Dusen, y el cantante Bad Bunny.

Cada minuto que seguimos con vida supone un milagro

Mateo. Al final mueren los dos, Adam Silvera.

Sinopsis

La novela cuenta la historia de Rufus y Mateo, dos jóvenes que se conocen gracias a una aplicación llamada Último Amigo, creada para las personas que han recibido la llamada de Muerte Súbita. Ambos Fiambres –nombre que reciben aquellos que son notificados de su inminente fallecimiento– morirán en menos de 24 horas y no hay nada que puedan hacer para cambiarlo. Sin embargo, sí que pueden aprovechar los minutos que les quedan para vivir una última aventura.

Todo en un día

La idea de Al final mueren los dos es buenísima, pero no termina de cuajar. Es muy complicado contar una historia que suceda en pocas horas, que los personajes estén bien desarrollados y llegar a conectar con ellos. Aun así, hay que reconocerle el mérito a Adam Silvera, autor también de Recuerda aquella vez o ¿Y si fuéramos nosotros?, ya que la novela se puede disfrutar.

El autor estadounidense Adam Silvera

Los capítulos son bastante cortos y están narrados en primera persona por distintos personajes, así que se leen con mucha facilidad y es todo muy dinámico. Crear una historia caleidoscópica tiene también su parte negativa, pues apenas te da tiempo a conocer en profundidad a un personaje cuando has saltado al siguiente.

Otro aspecto que te saca de la historia y que cuesta creerse es que todo lo que viven sus protagonistas en 360 páginas pueda ocurrir en menos de 24 horas. Hay un exceso de lugares, demasiadas personas –algunas incluso no aportan nada a la trama, pero tienen un capítulo como narradores–, muchas conversaciones banales y situaciones inverosímiles.

Amistad mortal

Hay que admitir que Al final mueren los dos es desolador. Aunque conozcas desde las primeras páginas el destino de Mateo y Rufus, hasta el último momento una quiere mantener la esperanza de que la llamada ha sido un error. A esto hay que añadirle que la vida privada de ambos tampoco es sencilla, así que hay poner en orden todo antes de irse.

Ilustración de una de las escenas de la novela en el cementerio. ©Skilla, 2021.

Por otro lado, no resulta demasiado creíble que en tan pocas horas dos personas desarrollen esa afinidad. Y menos aún que haya sentimientos amorosos. En este sentido, el relato se vuelve abrupto y da la sensación de que el autor quiere convertir la novela en romance a escasas páginas de su final.

Un tema que merece la pena destacar es el uso del humor, que va mejorando conforme avanza la historia. Incluso el autor se atreve con una crítica mordaz al capitalismo, que ni siquiera en tu último día te deja tranquilo. ¿Es normal pagar un precio desorbitado por una experiencia de “salto en paracaídas”? Y está entrecomillado a propósito, ya que luego resulta ser una actividad adaptada a Fiambres y que no pone en peligro sus vidas. En resumen, de salto en paracaídas tiene poco y de timo mucho.

Pagamos doscientos cuarenta dólares cada uno. Se trata del tipo de precio que puedes cobrar a la gente que muy pronto no va a necesitar de sus ahorros

Mateo. Al final mueren los dos, Adam Silvera.

En resumen…

No hay que olvidar que Al final mueren los dos es una historia de ficción juvenil y, como tal, no se puede esperar tampoco una novela con alto grado de madurez. Es una lectura entretenida y que se devora enseguida, pero no le cambiará la vida a nadie. Recomendable si buscas un relato original, distópico y que no te haga pensar demasiado.

Puedes encontrar Al final mueren los dos aquí.

Para más sobre literatura no te pierdas nuestra sección dedicada.

Nerea

Periodista a tiempo parcial, cinéfila a tiempo completo. Nacida en la tierra de los limones, Murcia, y a mucha honra. Es friki por vocación y escritora por elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *